ecolodge en ecuador
ecolodge en ecuador
ecolodge en napo

Comunidad local Kichwa San Pablo

La comunidad San Pablo se encuentra ubicada en el cantón tena en la provincia de napo, a la riviera del río iluculin que desemboca en el rio napo que a su vez conforma el rio Amazonas.

Es una comunidad ancestral de la nación KICHWA llamados por generaciones los NAPORUNAS.

Quiere decir gentes del rio napo.

Es la última comunidad kichwa que se encuentra a una hora aproximada en locomoción de la ciudad de tena. Aquí comienza el territorio del parque nacional llanganates.

Son aproximadamente unas 150 personas distribuidas en varia familias compuestas cada una por un líder familiar que a su vez están organizados como comunidad por un curaca o jefe de comunidad .

Ellos son la herencia viva de sus antepasados, han vivido por generaciones y generaciones tal vez incontables. Actualmente se encuentran en un momento de olvido de sus tradiciones con la llegada del proceso de occidentalización o modernidad. Aun sostienes valores comunitarios como el trabajo en común o MINGA , la PACTACHINA o compromiso y el AYLLU o saber vivir en familia..

Recién en el año 2009 habilitaron un camino carrozable de piedras hasta la comunidad de San Pablo, hasta esa fecha el lugar era selva secundaria y primaria, con dicho camino tendrían un acceso más directo con la ciudad, esto provocaría una confusión de identidad con su propia cultura. Es la comunidad que mas se beneficia con el Centro Amazanga el cual dota de oportunidades y trabajo para los miembros de esta comunidad. Dado que el Centro Amazanga se encuentra en cercanía con cada una de estas familias.

Hoy por hoy el Centro brinda trabajo digno a estas familias. Hemos logrado bajar la tasa de alcoholismo a través de charlas y capacitaciones. Mediante el programa de reforestación, posibilitamos un ingreso económico de vida basándose en sus conocimientos ancestrales. La posibilidad de tener un trabajo en el sector, posibilita que los padres de familia pasen mayor tiempo con sus hijos y mujeres. De esta manera la unión familiar y el vínculo fraterno con la familia se refuerza. Al poseer un trabajo estable y solucionar en gran medida los problemas de alcoholismo, han podido concienciarse de la importancia de terminar de construir sus hogares y mejorar la calidad de vida de sus familias.

Los sistemas que implementamos en el Centro, son de desarrollo sustentable, como el manejo del agua y el uso de baños ecológicos, están siendo copiados por las comunidades locales. El rescatar y recuperar los conocimientos tradicionales, ha ayudado a dignificar al nativo y sentirse orgulloso de la cultura que posee, lo cual posibilita una capacidad más temprana de recuperación frente a las presiones externas. Por otra parte, el trato digno y la relación de ayllu (familia) que mantenemos con ellos, sirve como un ejemplo modelador y de integración social.